Memoria furiosa de un punk

El corrosivo Johnny Rotten, fundador de Sex Pistols, se desnuda con sus vivencias sin dejar nada en el tintero.
07/09/2015

 

No es la primera vez que habla de su vida. Ya en 1994 contó a diestro y siniestro sus correrías en “Rotten: No Irish, No Blacks, No Dogs” donde relataba toda su peligrosa vida. Bueno… no toda, porque parece que al líder de los Sex Pistols, una de las mejores bandas punk de todos los tiempos, le ha cogido el gustillo a eso de escribir y ahora se nos presenta con el segundo tomo de sus memorias. 

"La ira es energía" (Ed. Malpaso) se publica en plena furia mundial. Media humanidad luchando entre sí, las entidades financieras enriqueciéndose, la monarquía tambaleándose… algo que ya contaba/cantaba Rotten en la Gran Bretaña de los años 70. Nada nuevo bajo el sol. Pero un sol que, más que quema, abrasa; como su atrevida prosa escupiendo vivencias cual agitador de masas. Algo le queda, aunque ya no sean los 70 y la Reina Madre ha quedado salvada por la deidad del transcurrir de los años. 

Su lengua bífida sigue tan afilada como de costumbre. En estas páginas encontrarás jugosas anécdotas narradas desde el sarcasmo y el ácido humor de lo que ha sido la trayectoria de un personaje singular y único en el espectro musical del último tercio del siglo pasado.

Ésta es la insurrecta historia del escritor John Lydon y el punkarra Johnnie Rotten. Llena de ira y furia. Como cualquier punk que se precie.


Comentarios